Actualidad
Por Ana María Aceitón , 22 de febrero de 2022

Óscar Galindo: "La única señal que puede dar una Universidad es que respeta los derechos laborales y fundamentales de sus trabajadores"

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de 2 años
Compartir

El ex rector de la UACh contó el porqué de la millonaria demanda en contra de la que fue su casa de estudios por más de 20 años.

Luego de que este lunes el ex académico y rector de la Universidad Austral de Chile, Óscar Galindo, anunciara el inicio de acciones legales en contra de la que fue su casa de estudios, habló con DiariodeValdivia sobre el porqué de su decisión y cómo espera que se solucione este conflicto laboral. 

¿Cuál es su actividad actual o para este año 2022?

-Tengo proyectos personales, además de seguir cumpliendo mis funciones como miembro del Consejo de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. Por otra parte, he aceptado algunas invitaciones para desarrollar un par de conferencias en Madrid y otros lugares. 

¿Por qué decidió hacer la querella en contra de la Universidad?

-Es importante señalar que luego de mi renuncia al cargo de rector, mi expectativa era volver a mis actividades académicas como siempre había planificado. Soy un investigador en mi área y no hay posiblemente nada que me motive más que la formación de estudiantes. Pese a tener la convicción y la recomendación de distintos abogados para iniciar acciones legales en contra de la Universidad y de personas específicas, opté por volver a mis actividades, con la expectativa de que el tiempo y el espíritu universitario que podía aún anidar en la institución corregiría la injusticia y el daño que se había causado a mi persona y a muchos integrantes de mi equipo. Por el contrario, la actual administración encabezada por el Sr. Richter optó por mi despido arbitrario, ilegal y persecutorio. Creo que tengo la obligación de recurrir a los tribunales para reparar aunque sea en una mínima parte el enorme daño que se ha causado a mi familia y a mi persona. 

¿Es bajo despido injustificado? ¿Tiene esperanzas que resulten a su favor las acciones legales?

-Nuestro planteamiento es que no se trata sólo de un despido injustificado, que puede solucionarse con las indemnizaciones legales que correspondan. Mi convicción es que se trata de un despido que no cumple con los requisitos legales mínimos y que además, se funda en un ánimo de persecución en contra de mi persona. Por ello nuestra solicitud es la reincorporación y la restitución de mis derechos académicos. Quisiera destacar que la irregularidad es de tal magnitud que la administración universitaria invocó faltas a la probidad e incumplimiento del contrato de trabajo. El propio Sr. Richter señaló en la prensa que lo hacía para dar una señal. Alguien podría explicar qué significa aquello. La única señal que puede dar una Universidad es que respeta los derechos laborales y fundamentales de sus trabajadores, lo que evidentemente no está ocurriendo ni en mi caso ni en el caso de otros funcionarios que han sido sometidos a situaciones realmente inéditas. Creo que la administración actual debe dar algunas explicaciones. 

¿Durante su tiempo como rector hubo casos similares a la demanda realizada por usted? Si la hubo ¿cómo resultó?

-En ningún caso recuerdo casos similares. De hecho, la Universidad actualmente tiene una veintena de tutelas por vulneración de derechos. Durante los más de seis años de la gestión que encabecé recuerdo un par de casos que se solucionaron rápidamente reparando además y garantizando que a las personas que se sintieron vulneradas se le resguardarían sus derechos como corresponde. Hoy la Universidad arriesga incluso condenas por vulneraciones provocadas por sus más altas autoridades. 

Sus detractores dicen que su gestión no fue de las mejores ¿Cómo responde a esa acusación? ¿Cómo evalúa usted su ejercicio como rector? 

-Supongo que esas afirmaciones deben provenir de las actuales autoridades que son ciertamente una parte interesada. Creo que el objetivo no es otro que disimular sus propias deficiencias en administrar una institución compela como la UACh. Pero en todo caso hasta el momento en que sucede la denuncia maliciosa que dio objeto a los problemas que se provocaron en la Universidad la percepción no era esa, de lo contrario no habría sido reelegido para un nuevo periodo. Los datos están a la vista en todo caso. Aumentamos nuestra matrícula en más de 6 mil estudiantes, prácticamente duplicamos la productividad científica, las actividades y espacios para vinculación con el medio se incrementaron de manera muy significativa, el presupuesto pasó de 60 mil millones a casi 100 mil. La infraestructura aumentó de manera muy significativa con un plan de nuevas inversiones por más de 50 mil millones. Se crearon nuevas carreras y macrounidades como la Facultad de Arquitectura y Artes. Creo que por el contrario, desde que dejamos la rectoría la Universidad se ha visto detenida en sus proyectos más importantes y se ha visto seriamente afectada en su matrícula y en su presencia regional y nacional. 

Tiempo al tiempo. La actual y futura administración aunque le cueste reconocerlo, está implementando el plan de desarrollo que dejamos aprobado. En todo caso, de lo que estoy seguro es que trabajamos dura y honestamente por la Universidad y por la educación superior en el país. 

¿Cómo espera que sea la gestión del rector Hans Richter?

-No espero mucho y las señales que hasta ahora se han dado son preocupantes por decir lo menos.

¿Está la UACh en un buen pie económico hoy?

-Las universidades están hoy afectadas por la pandemia y la crisis económica, pero hasta el último año en que me correspondió gestionarla, todas esas dificultades las abordamos de manera adecuada y continuamos implementando el plan de modernización y desarrollo. He escuchado en los últimos meses que la Universidad tendría problemas que además irresponsablemente se atribuyen a nuestra gestión. Creo que no son más que pretextos para evitar cumplir con los compromisos y un pretexto para disimular una gestión preocupante.

¿Le gustaría volver a ser rector de otra casa de estudios?

Sinceramente no está en mis planes, pero mi compromiso con la educación superior se mantiene inalterable.

¿Cómo proyecta su futuro laboral? ¿En que área? ¿Por cuanto tiempo más?

La Universidad está donde están los universitarios, como solía decir Jorge Millas. Estoy seguro que se hará justicia y que nada impedirá que siga colaborando con el desarrollo de la Universidad Austral de Chile y con otras universidades a futuro. Por otra parte mi trabajo intelectual sigue en marcha. 

Conoce detalles sobre la demanda laboral que Óscar Galindo presentó contra la Universidad Austral de Chile.

Ver más

Oscar Galindo anunció nuevas acciones legales en contra de la Universidad Austral.

Ver más

Tras haber renunciado como rector, Oscar Galindo se mantenía hasta este lunes como académico y docente de la casa de estudios.

Ver más
Si te interesa recibir noticias publicadas en Diario La Unión, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?
Grupo DiarioSur, una plataforma informativa de Global Channel SPA

Powered by Global Channel