Historias DiarioSur
Por Pablo Santiesteban , 13 de agosto de 2022 | 16:11

Raúl Matas, el lanquino “maestro” de las comunicaciones

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de 46 días
Un veinteañero Raúl Matas se dio a conocer en las radios del sur antes de su gran salto a Santiago y el extranjero. Crédito: redes sociales.
Compartir

El micrófono está dispuesto en el estudio de Radio Sur de Valdivia. 

El radio controlador da el visto bueno con el pulgar, pone la cortina musical, la baja progresivamente y da paso al locutor.

Desde los parlantes se escucha una voz suave, melosa, pausada. Se trata de un joven de 14 años, atraído por la magia de los días de radio a mediados de la década de los treinta. Su nombre es Raúl Matas Esteban.

Termina el programa y el muchacho se va tomar el microbús de regreso a su pueblo, Lanco. Con el tiempo Radio Sur adopta el nombre de Radio Baquedano.

Años después, Matas se convirtió en voz oficial de prestigiosas radios como Cooperativa o Minería y después en rostro con el auge de la televisión.

Pero no todo quedó ahí, Matas se desarrolla fuera de Chile, primero en España en la década de los cincuenta y después en Estados Unidos a mediados de la década de los ochenta donde logra éxito junto a su programa Estamos Unidos y entrevistando a figuras latinoamericanas exitosas en el gran país de Norteamérica.

El trampolín

Hoy 13 de agosto se cumplen 101 años del nacimiento de Raúl Matas Esteban.

El comunicador nació en Lanco y era hijo del ciudadano español Francisco Javier Matas y de la descendiente de españoles Gertrudis Esteban.

Según el sitio de recopilación histórica regional https://historiadevaldivia-chile.blogspot.com de Julio  C. Avendaño, el padre de Matas era un trabajador forestal que se había instalado en el sector de El Aserrín y después en Lanco Viejo, junto al río Cruces, cuando el pueblo aún no era considerado una comuna.

Añade que puede que el real día de su nacimiento sea el 11 de agosto, pero el niño aparece inscrito el 13 de agosto de 1921. Raúl estudió en el Instituto Salesiano de Valdivia y a los 14 años debutó en las comunicaciones con Radio Sur de Valdivia. Ahí se inició el gusto por comunicar y, en especial, por la música.

En esa misma radio, cuando ya tenía el nombre de Baquedano, debutaría años después una joven y bella cantante nacional, la loncochense Gloria Benavides.

Posteriormente la familia Matas se trasladó a Concepción y terminó las humanidades en el colegio de los Padres Esculapios de Concepción.

Sus intereses lo llevaron a estudiar Derecho y vuelve a involucrarse con el mundo de los micrófonos, siendo reclutado por Radio Zenith.

La familia vuelve a mudarse de ciudad, esta vez a Santiago, sigue estudiando Derecho en la Universidad de Chile, pero no termina la carrera.

Prefiere estudiar periodismo por correspondencia, titulándose en el Instituto Pinochet Le Brun.

Discomanía

En 1940 inició su carrera profesional como locutor en Radio Cooperativa Vitalicia de Santiago y pasó por Radio Prat y Radio Cooperación.

El éxito llegó en 1946, cuando creó y condujo en Radio Minería su programa Discomanía, el cual lo hizo famoso.

Los boleros de Lucho Gatica o de Antonio Prieto hicieron furor en los años cuarenta en Chile y en parte por la difusión de Discomanía y el responsable de ello fue Raúl Matas.

Fue tanto el éxito de Discomanía que tuvo que replicarlo en el extranjero y así se va a Argentina y Uruguay, pero pronto tuvo que saltar el Gran Charco.

La Madre Patria

Primero se va a Estados Unidos y vive y se perfecciona en el Nueva York de los años cincuenta que vivía una gran efervescencia cultural.

En 1958 se traslada a España y tiene la suerte de trabajar en la emisora Radio Madrid de la Sociedad Española de Radiodifusión con su programa Discomanía.

Su “caballito de batalla” vuelve a triunfar entre la audiencia española, pero también surgió otra revolución comunicativa para Matas: la televisión.

En Televisión Española presentó los programas Cancionero entre 1962 a 1964, Media hora con en 1966, Al compás de las estrellas en 1970 y Buenas tardes entre 1971 a 1973. 

Raúl Matas hasta tuvo una incursión en el mundo del cine cuando participó en la película Las Ibéricas F.C. de 1971, del director Pedro Masó, donde hizo una breve aparición en una historia sobre un club de fútbol femenino.

Vamos a ver

En 1976 regresó a Chile y se transforma en el rostro de Televisión Nacional de Chile y su noticiero 60 minutos.

Pero en el programa donde se notó más cómodo y donde logró ser reconocido por las nuevas generaciones fue en Vamos a ver, estelar que se emitió entre 1978 a 1984, y en el que pudo entrevistar a leyendas de la música como Chuck Berry, Kool and the Gang, Bonie M y Grace Jones.

Fue con Grace Jones que Raúl Matas tuvo una de las situaciones más bizarras de la televisión local, cuando la estrella jamaiquina, en medio de su presentación, mordisqueó unas plantas del estudio televisivo y sacó a bailar de manera sensual a ejecutivos de un conocido banco del país.

En ese programa, Matas también invitó a Camilo Sesto en momentos en que estaba en su pleno apogeo musical y tuvo la visión de invitar por primera vez a Chile al cantante mexicano Juan Gabriel, iniciando así su ingreso al mercado nacional.

Otro segmento esperado por la audiencia de Vamos a ver era las Telechácharas con el recordado humorista chileno Jorge Romero, conocido como Firulete. 

Internacional

El éxito de Vamos a ver hizo que Matas nuevamente emigrara fuera de Chile a mediados de la década de los ochenta.

En Estados Unidos crea el programa Estamos unidos, dedicado para la audiencia hispano parlante que vivía en el estado de Florida.

En dicho programa, Matas se lució entrevistando a figuras de la canción como Roberto Carlos o Camilo Sesto.

En 1987 se cambia a Canal 13, crea el estelar Una vez más, muy similar a Vamos a ver, y es rostro recurrente del programa de entrevista y conversación Almorzando en el 13.

En 1999 recibe en Barcelona el premio Ondas con el que se le reconoció como una de las 10 voces radiofónicas de habla hispánica más importantes del momento. Fue en ese mismo año que en Chile no le renovaron su contrato en Canal 13.

En 2002 vuelve a las pantallas de Canal 13 Cable con un programa de biografías y en Radio Oasis creó un programa de música de películas, ambos fueron sus últimos trabajos profesionales.

Raúl Matas, “el Maestro” falleció un 31 de diciembre de 2004 y fue sepultado en el Parque del Recuerdo de Santiago, dejando una huella que aún marca, sobre todo entre los comunicadores radiales.

 

Si te interesa recibir noticias publicadas en Diario De La Unión, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?
Grupo DiarioSur, una plataforma informativa de Global Channel SPA

Powered by Global Channel